miércoles, 19 de enero de 2011

No sos vos. Soy yo.




El tamboril. El trance. La adrenalina y la alegría. El abrazo.
El cuerpo se mueve como cruzando agua.
El corazón se agita como una vela que el viento de la añoranza sopla.
Vuelvo con mi gente.
Por unos momentos estoy en casa.

Gloria

4 comentarios:

SUSANA dijo...

El Arte te atrae como abeja a la miel, Querida Gloria. El tamboril es un instrumento especial, enhorabuena por aquellos que le arrancan esa alegre música.

La foto es encantadora, esas dos personas en primer plano, parecen ser el "telòn" del espectáculo de fondo.

Besitos guapa y talentosa Amiga!

Gloria dijo...

Susana, gracias por tu visita !!
Entre todas las fotos de ese día, ésta es la que parece estar diciendonos algo que podría interpretarse de muchas maneras...
Tal vez la actitud de ella, con la mirada baja... como pensando o refleccionando...
Y él hablandole.
Tal vez ella, ahora que ha terminado la magia de la música y llega el momento del abrazo, podría estar diciendo: "No sos vos, soy yo..."
Un enorme abrazo para ti.

PonelePañosFrios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PonelePañosFrios dijo...

qué lindo esto que escribiste madre, está el cuerpo ahi sintiendo esas sensaciones... el tuyo, el de los tamborileros explotando de adrenalina, el de los que excitados con el borocotó
no aguantan las ganas y se meten en ese baile que te agarra y no te suelta,y también de los que en ese sonar escuchan a su madre la tierra llamar.
habitar lo colectivo, es lo que me dice a mi.

Julia